Compass México Renovado y Motivado

Actualizado: jul 16

En México hemos tenido una transformación, un nuevo despertar, y muestra de ello es la graduación que tuvimos el pasado mes de mayo. De la mano de nuestros socios ministeriales, Misioneros en el Mundo del Trabajo, aprendimos más de la misericordia de Dios y cómo Él tiene grandes planes para todos los mexicanos.


Durante las 10 semanas conocimos las diferentes situaciones por las que atravesaban nuestros hermanos, y la transformación que iban teniendo gracias a lo que el Señor les enseñaba a través del curso.

Finalmente, el sábado 8 de mayo llevamos a cabo la graduación, sin antes dar gracias con una Santa Eucaristía, precedida por uno de nuestros estudiantes, el padre José de Jesús Pérez, o como es conocido de cariño, el padre Chuy. Pero México no estaba solo, Colombia, Rep. Dominicana, y Ecuador también participaron en este evento.


De diferentes grupos, y de 8 Estados diferentes de la República, tuvimos la bendición de 45 personas graduadas.



¿De qué estados hablamos? Jalisco, Aguascalientes, Baja California Sur, Estado de México, Ciudad de México, Querétaro, Quintana Roo y Sonora.




Lo más importante que nos ha dejado esa graduación son los testimonios, y compartimos algunos con ustedes:


Aprendí que ser cristiano es una forma de vida que implica tener un equilibrio siempre”.

Olga García


El curso fue de suma importancia, fue un despertar en mi manera de ver el dinero y sobretodo mi relación con Dios. Entendí que la relación personal con Dios es lo más importante y todo lo demás es una añadidura. También entendí que hay una parte de Dios como dueño de todo y una parte de mi como administradora, y que me pedirá cuentas de lo que me permite administrar en mi estancia en esta vida, que es solo un momento, desde el centavo más chico hasta lo más preciado, y que la meta más grande es pensar en nuestra casa del cielo que será permanente por toda una eternidad y que desde hoy con mis actos construyo o destruyo.

En general, la verdad, es un curso que recomiendo muchísimo por lo mismo que significó para mi y por qué en mi vida personal y el inicio de mi matrimonio, ambos, mi esposo y yo, lo vemos como una gran bendición para nosotros y para todo aquel quien adquiera este conocimiento”.

Susana García


Para nosotros como nueva familia, nos ha sido de una gran utilidad, pues nos deja un gran aprendizaje para saber cómo hacer las cosas, para tener una buena planeación, para no caer en la maldición de la deuda, para poder organizarnos y darle a Dios lo que es de Dios. Ha sido una gran bendición, lo recomendamos con mi esposa

Felipe Loera


Aprendí a llevar un registro de entradas de mis ingresos y salidas de mis gastos, ya que eso lo hago a diario financieramente en la parte contable, y me di cuenta de que es más importante el mío (personal) ya que es del que daré cuentas a Dios, el saber administrar los bienes que él me da y agradecer todo lo que él me presta, ya que todo esto me ayudará a perseverar para su promesa: la verdadera vida.


El aprender a ser honesto hasta en los mínimos detalles, que yo no era consiente y lo cometía como las mentiras piadosas.


El aprender y ser consciente lo corto que es esta vida o pensar que en realidad son muchos años que Dios me presta para prepararme a disfrutar algún día de su gloria y poder ver su rostro

Liliana Barajas


Estoy muy agradecida pues en lo personal me ha estado ayudando bastante ya que tengo control de lo que gasto, el control de las deudas ya que se están pagando desde la más pequeña a la más grande. Y sobre todo, hablando de Dios fue de gran ayuda ya que si leía la Biblia pero no me daba cuenta en sí, lo que nos quería dar entender con lo del dinero. Ahora sé que todo lo que tengo en esta vida es de él y lo tenemos que trabajar para él mismo. Igual, sobre la ayuda a los demás, es algo que no tenía mucho en cuenta ya que solo daba dinero los domingo… me ayudó bastante y quiero seguir llevar a cabo todo lo que aprendí en este curso"

Karla Padilla


Aprender el orden en las finanzas y ser más consciente al tomar decisiones

Karina García


Mi mayor beneficio de este curso es ver la acción de Dios en mi vida, en la de mi familia y en la vida de mis hermanos en lo que respecta a las finanzas”.

Gabriel Vital